Equipo de defensa de Western Sahara Campaign asegura que Acuerdo de Asociación entre Londres y Rabat es ilegal

Londres (Reino Unido), 5 de octubre de 2022 (SPS) – La abogada que dirige el equipo de defensa de la ONG británica Western Sahara Campaign, Victoria Wakefield, aseguró hoy en la audiencia ante el Tribunal Supremo de Reino Unido que “el Acuerdo de Asociación firmado entre Reino Unido y Marruecos, y que incluye los productos provenientes de los territorios ocupados del Sahara Occidental, es ilegal por no contar con una condición primordial, que es el consentimiento y la aprobación del pueblo saharaui”.

En declaraciones ante el Tribunal, la abogada de la ONG británica afirmó que “el gobierno de su país violaba las resoluciones pertinentes al cometer el error de firmar las cláusulas de este Acuerdo que incluía la importación de productos de un territorio ilegalmente ocupado por Marruecos, sin contar con el consentimiento de su población”.

Victoria Wakefield añadió que, “ de acuerdo a la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional reconocido, los territorios no autónomos tienen el derecho de definir la forma en que se exploten sus recursos o su intercambio con terceros países, y que este acuerdo impedía al Sahara Occidental disfrutar de este derecho”.

La Sra. Wakefield afirmó también ante el Tribunal que, “el gobierno británico no había consultado a ninguno de los refugiados saharauis que huyeron a los campamentos de refugiados en Argelia y en otros lugares, después de la invasión marroquí, subrayando que su gobierno se había basado en justificaciones anteriores de que la Comisión Europea había consultado a las personas equivocadas, en referencia a sus reuniones con las llamadas asociaciones de la sociedad civil, compuestas por personas leales a la ocupación marroquí en los territorios ocupados del Sáhara Occidental”.

En cuanto a las justificaciones aportadas por las autoridades de Reino Unido, la abogada Wakefield recordó “la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, la cual ha señalado reiteradamente que la aplicación del Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Marruecos a los productos y mercancías procedentes del Sáhara Occidental era ilegal, reconociendo, en el mismo contexto, que Marruecos no tenía soberanía sobre el Sáhara Occidental, un territorio cuyo pueblo tiene derecho a la autodeterminación”.

Basándose en los hechos jurídicos anteriormente planteados, la Sra. Wakefield concluyó que “no existe ninguna base bajo el derecho internacional sobre la cual Marruecos pueda controlar y comerciar con los recursos del Sáhara Occidental, sin obtener el consentimiento de su pueblo, que constituye una base legal imprescindible”. (SPS)

090/101