Trump usa a Palestina y Sahara como moneda de cambio violando el derecho internacional

ARAINFO REDACCIÓN 11 DICIEMBRE, 2020, 12:05

Trump, que dejará su cargo el 20 de enero, se marcha enfangando aún más la situación en los territorios ocupados del Sahara y Palestina tras anunciar el reconocimiento de la "soberanía marroquí" en el Sáhara Occidental. A cambio, Marruecos se suma a EAU, Bahréin y Sudán, en el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Israel. El Frente Polisario y la RASD piden a la ONU que condene la decisión de Trump. Podemos e IU muestran su "más absoluto rechazo".

A pocas semanas de que abandone la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado el reconocimiento de la "soberanía marroquí" en el Sáhara Occidental. A cambio de este reconocimiento, Marruecos ha aceptado establecer relaciones diplomáticas con Israel. El reino de Mohamed VI se suma así a Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Sudán, que también firmaron acuerdos similares al auspicio de Estados Unidos. Trump, que dejará su cargo el 20 de enero, ha decidido algo que ya se esperaba, marcharse haciendo todo el ruido que le sea posible enfangando aún más la situación en los territorios ocupados del Sahara y Palestina.

 

"Hoy firmé una proclamación reconociendo la soberanía marroquí sobre Sáhara Occidental. ¡La propuesta de autonomía seria, creíble y realista de Marruecos es la única base para una solución justa y duradera por una paz y prosperidad perdurables", afirma Trump, en un tuit publicado en su cuenta de Twitter, red social con la que ha ido incendiando la "política" en estos últimos cuatro años de su mandato.

 

El Frente Polisario y la RASD piden a la ONU que condene la decisión de Trump

La respuesta no se ha hecho esperar. El Frente Polisario y la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), reconocida por cerca de 70 estados, han pedido a la ONU que condene la decisión del presidente saliente de Estados Unidos, de reconocer la soberanía de Marruecos sobre los territorios que desde 1975 ocupa en la antigua colonia española del Sáhara Occidental.

 

En un comunicado oficial, el Polisario y la RASD denuncian que al mandatario estadounidense "no le corresponde" tomar esta decisión y se muestran sorprendidos de que la haya hecho coincidir con el Día Mundial de los Derechos Humanos, en una aparente provocación.

 

"Constituye una flagrante violación a uno de los derechos más sagrados: el derecho de los pueblos a la autodeterminación. El gobierno saharaui y el Frente Polisario piden a Naciones Unidas y la Unión Africana que condenen esta imprudente decisión y presionen al Reino de Marruecos para que ponga fin a su ilegal ocupación del Sahara Occidental", agrega el comunicado.

 

En este sentido, advierten igualmente, "el pueblo saharaui continuará su legítima lucha para completar su soberanía por todos los medios y asumiendo los sacrificios que esto requiere".

 

Condenas firmes de Podemos e IU

El Gobierno español, principal responsable de la crítica situación del Pueblo saharaui, se ha limitado a afirmar que se mantiene en el "respeto a las resoluciones de la ONU para encontrar una solución". Así lo ha dicho la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, en declaraciones desde la ciudad palestina de Ramala (Cisjordania), en las que también ha dado la "bienvenida" a la "normalización de relaciones" entre Marruecos e Israel, igual que a "todas las que han tenido lugar en las últimas semanas". No obstante, ha añadido que "queda por resolver" tanto "la paz entre israelíes y palestinos" como "la paz en el Sáhara Occidental".

 

Las declaraciones de la ministras española vienen en la línea de las realizadas por la Unión Europea, que ha señalado este jueves que "el estatus del Sáhara Occidental no está determinado" y "debe negociarse en un proceso liderado por Naciones Unidas".

 

Sin embargo, los socios del PSOE en el Gobierno de coalición han sido más claros. Podemos ha instado a la comunidad internacional a dejar su "tibieza" y denunciar los intentos de "atropello y vulneración de la legislación internacional" que supone el reconocimiento por parte de Trump de la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental. "No es causal" que Marruecos "rompa el alto el fuego justamente cuando en EEUU hay un vacío de poder", ha añadido la formación morada que también ha relacionado que el presidente saliente de Estados Unidos haga este movimiento sobre el Sáhara el mismo día en que el Marruecos e Israel anuncian que normalizan relaciones diplomáticas. "Parece que hay quienes quieren seguir imponiendo posiciones en contra de la democracia y el derecho internacional", han subrayado para añadir que Israel ha avanzado en asentamientos palestinos "ilegales" durante la administración Trump, ante la "pasividad internacional".

 

Por su parte, Izquierda Unida ha mostrado su "más absoluto rechazo" a la decisión del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental y exige que se cumplan las resoluciones de la ONU, con la convocatoria del referéndum para la autodeterminación de pueblo saharaui.