EL F. POLISARIO INTENSIFICARÁ LA LUCHA DE LIBERACIÓN NACIONAL ANTE LA INACCIÓN DE LA ONU PARA GARANTIZAR LA APLICACIÓN DEL MANDATO DE LA MINURSO

Bir Lehlou (Territorios Liberados de la RASD),  30 de octubre de 2020- El Consejo de Seguridad acaba de aprobar su resolución 2548 (2020) sobre la renovación del mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO). El Frente POLISARIO lamenta que la resolución no contenga acciones concretas que permitan a la MINURSO cumplir el mandato para el que fue establecida en 1991, a saber, la celebración del referéndum sobre la libre determinación del pueblo del Sahara Occidental.

Al aprobar una nueva resolución que carece de medidas prácticas para hacer avanzar el estancado proceso de paz y empoderar a la MINURSO para que cumpla plenamente su mandato, el Consejo de Seguridad ha optado una vez más por la inacción a pesar de las crecientes tensiones en el Sahara Occidental. Las masivas manifestaciones pacíficas y espontáneas que se están produciendo en todo el Territorio, incluida la protesta pacífica que tiene lugar actualmente frente a la brecha ilegal marroquí en Guerguerat, son una clara indicación de que la paciencia del pueblo saharaui se está agotando ante la inacción y la incapacidad de la ONU para garantizar que la MINURSO efectúe plenamente la misión para la que fue creada hace casi tres décadas.

La falta de medidas para obligar al estado ocupante marroquí a poner fin a su ocupación ilegal de partes del Sahara Occidental también nos ha dejado sin otra opción que intensificar nuestra lucha de liberación nacional y utilizar todos los medios legítimos para permitir que nuestro pueblo ejerza su derecho inalienable a la autodeterminación y la independencia. En este sentido, responsabilizamos enteramente al estado ocupante de las graves consecuencias que sus peligrosas acciones puedan tener para la paz y la seguridad en toda la región.

La Secretaría de la ONU y el Consejo de Seguridad también deben reconocer que su propia inacción está contribuyendo al deterioro de la situación sobre el terreno, incluidas las continuas violaciones de derechos humanos que sufre nuestro pueblo, la persistencia de la brecha ilegal marroquí en Guerguerat y las continuas violaciones, por parte del estado ocupante y otros países, de la condición jurídica del Sahara Occidental como Territorio No Autónomo pendiente de descolonización.

El Frente POLISARIO expresa su agradecimiento a la Federación de Rusia y a la República de Sudáfrica por sus posiciones de principio y por defender los principios básicos que han sido respaldados unánimemente por el Consejo de Seguridad, a saber, que la solución del conflicto debe respetar y garantizar la autodeterminación del pueblo del Sahara Occidental mediante la expresión libre y auténtica de su voluntad. La abstención de estos países hoy envía un mensaje contundente a quienes pretenden desviarse de estos principios comúnmente acordados en su intento de mantener el statu quo, que el Frente POLISARIO rechaza categóricamente.

El Frente POLISARIO también observa con apreciación las posiciones de los miembros del Consejo de Seguridad que reafirmaron su compromiso con los principios básicos que sustentan el mandato de la MINURSO y subrayaron la urgente necesidad de avanzar en el proceso de paz. En este sentido, reafirmamos que el alto el fuego en curso es parte integral de un acuerdo global, a saber, el Plan de Arreglo ONU-OUA, que fue aceptado oficialmente por ambas partes, el Frente POLISARIO y Marruecos, y aprobado por el Consejo de Seguridad en sus resoluciones relevantes.

El alto el fuego, por lo tanto, no es un acuerdo separado del Plan de Arreglo ni un fin en sí mismo. Es simplemente un instrumento para crear las condiciones de seguridad necesarias para la celebración de un referéndum libre y justo en el que el pueblo del Sahara Occidental pueda ejercer su derecho inalienable a la libre determinación y la independencia.

Por último, el Frente POLISARIO reafirma su decisión del 30 de octubre de 2019 de reconsiderar su participación en el proceso de paz de la ONU en el Sahara Occidental. Recalcamos una vez más que no participaremos en ningún proceso que no esté en consonancia con el mandato para el cual la MINURSO fue establecida por el Consejo de Seguridad en su resolución 690 (1991) del 29 de abril de 1991, y que sigue siendo la base del cese el fuego en curso y los acuerdos militares conexos.

 

090/304