El preso político Abdlahi Toubali: “el Comité de negociación no era un monstruo para que prohíba y bloquee a los saharauis, es el Estado de ocupación marroquí, quien prohíbe y bloquea a los saharauis”

http://www.emsahara.com/article3061.html

Hoy martes 21 de marzo de 2017, sigue el juicio a los héroes de la batalla de Gdiem Izik, a las 10:30 a.m. se retomaron las sesiones.

El preso político, Abdlahi Toubali, entró a la sala gritando: “no hay otra alternativa que la autodeterminación” y reivindicó el cese del expolio de los recursos naturales del Sáhara Occidental por parte de la monarquía marroquí.

El corresponsal de Equipe Media, desde la sala del Tribunal, informa que el preso político comenzó diciendo que contuvo a las familias que fueron víctimas de la violencia por parte del ocupante marroquí; y dijo que es inocente, y que el día del desmantelamiento estaba en El Aaiún ocupado, que no estaba en el campamento. Contó además, el caso de Gdiem Izik y las reivindicaciones que se pedían en el campamento, algunas de ellas son una vida digna y también que haya educación universitaria en el Sáhara Occidental, porque no hay universidades allí.

Toubali, aseguró que el Comité de negociación no tenía un presidente, sino que había un intermediario, entre los saharauis que estaban en el campamento y las autoridades de ocupación marroquí. Y añade que no conocía a los presos políticos antes de las detenciones y de Gdiem Izik. También, aclaró “que el comité de negociación no es un monstruo para que prohíba y bloquee a los saharauis, sino que es la fuerza del ocupante marroquí quien bloquea y prohíbe a los saharauis”.

A su vez hizo aclaró que “la financiación del campamento es del mismo pueblo saharaui. Porque los saharauis son conocidos por la solidaridad social que tiene entre ellos y con otros”.

Toubali, también exigió que haga una investigación a las llamadas telefónicas, para que se aseguren donde había estado ese el día del levantamiento del campamento. Esto no se ha realizado ya que daría con muchas verdades que habría que llevar ante la justicia, justica claro que no existe para los saharauis.

Igualmente contó el sufrimiento que paso por las torturas cuando fue detenido y que el 24 de abril de 2011 fue un día terrible para él, porque murió su hermano, y él pidió al juez por su situación crítica de salud, ser atendido por un médico, ese es su derecho, además de que se le diera de comer; en respuesta a su pedido el juez no solo le negó su atención médica, sino que le respondió “yo no soy un restaurante”.

Aclaró que en el campamento de Gdiem Izik no hubo ni bandas ni mafias criminales, lo que si hubo, fueron 30.000 saharauis que confiaron en la Comisión de negociación; sin embargo las autoridades de ocupación marroquí no cumplieron con las promesas que se negociaron.

Toubali, fue llevado directamente a Rabat, sin antes pasar por el Procurador del Rey en El Aaiún ocupado. Las fuerzas de ocupación lo presentaron ante el Tribunal Militar, sin ninguna prueba en su contra.

Sufrió durante todo ese tiempo, torturas en todos los cuarteles al que fue llevado. Asimismo, Toubali fue obligado a desnudarse y a firmar un escrito de nueve páginas sin saber su contenido.