El Gobierno de la RASD condena la participación del Reino de Marruecos en una operación de espionaje

Bir Lehlu (República Saharaui), 23 de julio de 2021(SPS)-.   El gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática(RASD), ha condenado este viernes, la participación del Reino de Marruecos en una operación de espionaje, que ha afectado tanto  a gobiernos, círculos políticos, organizaciones de la sociedad civil, medios de prensa  y gente común.

En un comunicado difundido por el Ministerio de asuntos exteriores saharaui, la   República Saharaui  condena  estos actos por  contrariar  “las cartas y tratados que regulan las relaciones internacionales y a los requisitos del derecho internacional y del derecho internacional humanitario”.

 “Lo que ha hecho Marruecos representa solo una manifestación simple de lo que ha estado expuesto el pueblo de la República Saharaui desde la  invasión militar marroquí al Sáhara Occidental en 1975 en flagrante violación de las resoluciones de Naciones Unidas, la unidad africana y la opinión consultiva de la Corte Internacional de Justicia”, advierte el comunicado.

“La  ayuda y asistencia de algunas partes a Marruecos les alentó  a continuar con su brutal política de represión contra el pueblo saharaui, ya que cometió y está cometiendo crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad que han sido documentados por organismos internacionales de defensa de los derechos humanos desde la década de los setenta del siglo XX “, denuncia la RASD.

El comunicado de la RASD recuerda “las decenas de personas inocentes arrojadas en fosas comunes y a cientos en prisiones y escondites secretos durante décadas. Además de asesinatos, juicios injustos, torturas, violaciones y todos los actos y comportamientos que atentan contra la dignidad humana”, cometidos por la ocupación marroquí.

“La República Saharaui pide a las Naciones Unidas, la Unión Africana y la Unión Europea que impongan a Marruecos el fin de su ocupación ilegal de partes de la República Saharaui, que respeten las fronteras de todos sus vecinos y se abstengan de la política de agresión y chantaje. Y responsabilizarlo por todos los delitos que ha venido cometiendo, incluido el actual delito de espionaje, finaliza el comunicado.

Con ayuda y aprobación de Francia ,Marruecos continúa con su política expansionista y de desobediencia a la comunidad internacional y  obstaculizando  la búsqueda de una solución al contencioso.SPS/090/099TRAD