SMACO elogia esfuerzos del Frente POLISARIO en el desminado y pide a las organizaciones internacionales que presionen a Marruecos para firmar tratados de Ottawa y Oslo

Chahid El Hafed (Campamentos de la Dignidad), 04  de abril de 2021 (SPS) -.  La Oficina Saharaui de Coordinación de las Actividades relativas a las Minas (SMACO) pidió a las organizaciones internacionales que patrocinan la prohibición y la acción contra las minas que hagan todo lo que esté a su alcance para presionar a Marruecos para que cumpla con sus responsabilidades y se adhiera a los tratados de Ottawa y Oslo.

En un comunicado con motivo del Día Internacional de Concienciación sobre el Riesgo de Minas, que se celebra el 4 de abril, la oficina destacó los esfuerzos del estado saharaui en los diversos pilares de la acción contra las minas y la atención especial que brinda a las personas con necesidades especiales a pesar de la escasez de recursos y condiciones de guerra y asilo.

En ese sentido saludó  el enorme trabajo realizado por el estado de la RASD, que ha contribuido desde 2006 en cooperación con socios internacionales, la limpieza de unos 150 millones de metros cuadrados de los territorios liberados, la eliminación de 25.000 bombas de racimo, 8.000 minas terrestres y 9.000 artefactos  sin detonar.

El Frente POLISARIO ha destruido  unas 20.493 minas antipersonal como un compromiso unilateral en la lucha contra las minas , además  de que 1.000 víctimas se beneficiaron  de diversos proyectos, incluida la reintegración socioeconómica, y más de 74.000 ciudadanos se beneficiaron de las campañas de concientización sobre el riesgo de las minas.

La oficina  en varios llamamientos a organismos internacionales ha subrayado la necesidad de adoptar medidas contundentes para poner fin a la política de Marruecos de continuar inundando la región de minas  y  causar màs victimas y  sufrimientos de los saharauis.

Según el jefe de operaciones de la Smaco, Gaizi Al-Nah,  "el ejército marroquí ha añadido tres kilómetros más al muro de la vergüenza y, según nuestras estimaciones, habría sembrado hasta 12.000 minas antipersona y antitanque en El Guerguerat y en otras zonas que ya habíamos limpiado, lo que hace que volvamos al punto de partida. Esta es la frontera del mundo más contaminada".

Según expertos, Marruecos es uno de los pocos países del mundo que no ha firmado las convenciones internacionales  que prohíben las minas terrestres y las bombas de racimo, lo que  obstaculiza los esfuerzos internacionales para lograr la paz, y agota y arruina los fondos de las Naciones Unidas asignados para el desminado humanitario.SPS/090/099TRAD