Organizaciones sociales en Ecuador expresan su apoyo y compromiso con el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui

Quito, Ecuador, 24/01/2020 (SPS).- Dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) y la Unión General de Trabajadores del Ecuador (UGTE), expresaron, ayer jueves, su interés y apoyo a la legítima lucha del pueblo saharaui por su derecho a la autodeterminación, en sendas reuniones sostenidas con el consejero de la Embajada de la República Saharaui (RASD), Hafdala Chadad Brahim, y el coordinador de la Asociación Ecuatoriana de Amistad con el Pueblo Saharaui (AEAPS), Pablo de la Vega.

La CONAIE es la organización que aglutina a las nacionalidades, pueblos, comunidades, centros y asociaciones indígenas del Ecuador. Se constituyó en noviembre de 1986. Mantiene filiales en tres de las cuatro regiones geográficas de este país andino. Y su consejo de gobierno, constituido por diez miembros, está presidido por Jaime Vargas.

El presidente de esta organización indígena afirmó que respalda firmemente el derecho a la autodeterminación de los pueblos, principio reconocido en las normas internacionales de las Naciones Unidas e identificó como rivales de los intereses de los pueblos a las corporaciones y empresas transnacionales que expolian los recursos naturales en el mundo y, en particular, en América Latina, violando los derechos colectivos y los derechos económicos, sociales, culturales y

ambientales, reconocidos en múltiples tratados internacionales de derechos humanos.

En ese contexto, el diplomático saharaui describió el expolio de los recursos naturales saharauis en los Territorios Ocupados, por parte de la monarquía marroquí y las múltiples corporaciones y empresas, sobre todo españolas y francesas, que se encuentran saqueando las minas de fosfato, la riqueza marina en el mar territorial saharaui e incluso la arena del Sáhara Occidental que termina

en las playas europeas, a pesar de las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

En la reunión entre la CONAIE y la Embajada de la RASD participaron, además, el vicepresidente,  Manuel Castillo, la dirigente de la Mujer y Familia, Luisa Lozano y el dirigente de la Juventud, Jairo Gualinga, con quienes se exploró mecanismos de cooperación entre esta organización indígena y las organizaciones de masas del pueblo saharaui, entre ellas la Unión Nacional de Mujeres Saharauis  (UNMS) y la Unión de Jóvenes Saharauis (UJSARIO).

Posteriormente, los titulares de la Embajada de la RASD y la AEAPS se reunieron con el presidente de la UGTE, José Villavicencio, con quien efectuaron un balance de las relaciones bilaterales con esta importante organización sindical ecuatoriana, una de las siete centrales que forman parte del Frente Unitario de los Trabajadores (FUT), con la que mantienen una estrecha relación de amistad

y cooperación. También realizaron un detenido análisis de la situación actual de la causa saharaui y sus frentes de lucha, entre ellos el político y el jurídico.

El dirigente sindical extendió una invitación a promover acciones conjuntas a favor de los derechos humanos del pueblo saharaui y su derecho a la autodeterminación, así como a generar en conjunto las condiciones para la constitución de una plataforma intersindical de solidaridad con el pueblo

saharaui.

La UGTE se constituyó en noviembre de 1982 y mantiene federaciones provinciales y organizaciones de base en todas las provincias de este país sudamericano.

090/102/500/302