El equipo STOP MINAS participa en el próximo encuentro del Tratado de Ottawa sobre la prohibición de minas antipersonales

Ginebra, 22 de mayo de 2019(SPS)-. El equipo STOP MINAS participa en el próximo encuentro del Tratado de Ottawa y entregará a los países firmantes sus demandas respaldadas por más de 3.500 personas, según nota de prensa.

 Con una prótesis de flores para la “BROKEN CHAIR” se denunciará que el Sahara Occidental es uno de los territorios más contaminados con minas terrestres del mundo

 Un equipo de Jardineros y Jardineras por la paz, activistas contra las minas terrestres en el Sahara Occidental, promovido por el proyecto “STOP MINAS: Construcción colectiva de un jardín para la Paz”, viaja hoy a Ginebra para participar en el Reunión Intersesional del Tratado de Ottawa que se celebra del 22 al 24 de mayo en la capital suiza. Entre sus acciones, construirán una gran prótesis de flores para la “Broken Chair”, la obra que recuerda la firma de la Convención contra las minas antipersonal en 1997 como un gran logro de la sociedad civil. Su objetivo es denunciar que el Sahara Occidental es uno de los territorios más contaminados del planeta por minas terrestres y restos de guerra, especialmente en los alrededores del muro construido por Marruecos en los años 80 para dividir el país que ocupó en 1975; lo que ha convertido a todo el Pueblo Saharaui en víctima de estos artefactos que están condicionando su vida y la de sus animales, provocando graves daños medioambientales y perpetuando la ocupación.

 El equipo STOP MINAS, capacitado por la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla (AAPSS) con el apoyo de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID), estará acompañado por el responsable de atención a las víctimas de la Asociación Saharaui de Víctimas de Minas (ASAVIM), Daha Bulahi, y el asesor técnico de la Oficina Saharaui de Acción contra las Minas (SMACO), Gaici Nah.

 El artista saharaui Moulud Yeslem y el sevillano Luis Vázquez coordinarán esta performance colectiva que se inspira en el proyecto “Por una mina, una flor” de Yeslem, que propone sustituir simbólicamente con flores las minas que contaminan el Sahara Occidental, donde se encuentra el campo minado más largo del mundo conformado por más de 7 millones de minas terrestres.

 Además entregarán su MANIFIESTO CONTRA LAS MINAS TERRESTRES EN EL SAHARA OCCIDENTAL, firmado hasta el momento por más de 3.500 personas, al Embajador de Noruega ante las Naciones Unidas en Ginebra y Presidente de la Cuarta Conferencia de Revisión, al  representante del Gobierno de España y al presidente de la ICBL, la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas. SPS/090/099