Activistas y periodistas que pagan con la vida su labor en el Sáhara ocupado por Marruecos

El pasado mes de mayo, las fuerzas de ocupación marroquíes cometieron todo tipo de violaciones de derechos humanos en el Sáhara Occidental

Por Equipe Media  Última actualización jueves, 14 de junio de 2018

Ahmed Ettanji, periodista de Equipe Media en el Sáhara

 

El Sáhara Occidental lleva 40 años ocupado por las fuerzas marroquíes. Los y las activistas y periodistas son constantemente acosados, maltratados, torturados y arrestados ilegalmente tan sólo por intentar mostrar al mundo lo que sucede en el territorio ocupado. Todos ellos intentan romper con el bloqueo informativo que la monarquía marroquí impone en la última colonia de África.

 

 

Algunos de los acontecimientos que demuestran esto, los encontramos en el pasado mes de mayo, cuando las fuerzas de ocupación marroquí cometieron todo tipo de violaciones contra los derechos humanos. En esta nota, Equipe Media relata los hechos que se sucedieron contra los compañeros y compañeras mediáticos por parte de la ocupación marroquí.

 

Los periodistas Mohamed Salam Mayara y Mohamed Aljoumyaai, del colectivo Smara News, fueron detenidos, tras mostrar en uno de sus trabajos periodísticos las constantes violaciones de derechos humanos que comete la ocupación marroquí contra los y las saharauis.

 

Después de ser detenidos, torturados y encarcelados, los dos periodistas, entraron en huelga de hambre desde el día 4 de mayo. La huelga duró 14 días, con la posibilidad de ser reanudada si las autoridades de ocupación continúan negando sus derechos más elementales como presos políticos.

 

Pero esto no detuvo al ocupante, y los casos siguieron sumándose a la larga lista de condenas a periodistas saharauis. El tribunal marroquí en El Aaiún, actual capital del Sáhara Occidental ocupado, dictó una pena de prisión de tres meses y una multa de 10.000 Dirhams, unos 1.000 euros, contra el fotógrafo Ndour Laaroussi.

 

El tribunal se encontraba rodeado por policías que impidieron a varios activistas asistir a la sesión y reclamar la libertad del fotógrafo. En ese momento detienen a la corresponsal de RASD TV, Salha Boutanguiza, durante varias horas.

 

Sin embargo, la ocupación no sólo va contra los y las periodistas, también va contra activistas, sobre todo cuando estos participan en las manifestaciones pacíficas. Desde hace ya varios años, el pueblo saharaui realiza movilizaciones pacíficas exigiendo la autodeterminación para su pueblo. Así es como, la ocupación reprime con todas sus fuerzas y encierra a activistas.

Las fuerzas de ocupación marroquíes arrestaron a diferentes activistas, en este caso le toco al saharaui Zine El Abidine Boukzatni. Una fuente cercana a la familia Boukzatni nos comentó que fue arrestado por su actividad política.

Esto fue lo que dijeron: “Zine El Abidine fue secuestrado el viernes por la noche por personas que vestían ropas civiles; le robaron su teléfono móvil antes de llevarlo ante una patrulla de policía”. Su familia no pudo visitarlo mientras estaba detenido.

 

También las fuerzas de ocupación secuestraron a dos jóvenes: Hamad Zarouali y Ahmed Bnijara. Ambos fueron interrogados bajo torturas y, según relata Zarouali, fueron llevados al río en la misma ciudad. Ahmed Bnijara, de 18 años de edad, fue detenido en la calle Smara, en El Aaiún ocupado, por una patrulla policial. Zarouali contó que Bnijara fue agredido durante el trayecto desde el lugar de su secuestro hasta el río de Saguia Elhamra, antes de ser interrogado sobre su relación con las manifestaciones recientes en la cuidad. Denuncian que fueron esposados, sufriendo en sus cuerpos quemaduras de cigarrillos.

 

En una reunión para conmemorar el segundo aniversario de la muerte del que fuera líder del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Abdelaziz, las autoridades de ocupación marroquíes prohibieron a decenas de saharauis participar de ella. Entraron a la casa de Mohammed Salem Zreiwail, también en El Aaiún ocupado, e impidieron por la fuerza a varios ciudadanos asistir a la reunión. Allí varias mujeres resultaron heridas por el ataque de la policía.

 

De igual manera, también expulsan a todos aquellos que entran al Sáhara Occidental ocupado. Últimamente, les toco a los miembros de una ONG sueca detenidos en el aeropuerto de Casablanca, ciudad del Reino de Marruecos, después de ser expulsados de El Aaiún ocupado. Los dos cooperantes: Juan Obregón, coordinador del programa de la ONG Emmaus Stockholm, junto a su compañera, Caroline Nord, habían llegado a El Aaiún en una visita para trabajar con la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones Derechos Humanos cometidas por el Estado marroquí. Las autoridades marroquíes les detuvieron, cuestionando el motivo de la visita, para ser luego expulsados del Sáhara Occidental.

 

Algunas veces los ciudadanos saharauis tienen sus momentos positivos, de emoción, como fue la liberación de tres activistas saharauis tras estar más de un año y medio detenidos. Este es el caso de Ali Saadouni y sus dos compañeros, Nourdine Aargoubi y Khalihana FakAllah, quienes fueron puestos recientemente en libertad. Los tres activistas fueron detenidos en una cafetería de El Aaiún ocupado. Durante sus detenciones sufrieron todo tipo de torturas, malos tratos y denigraciones constantes. Se los acusó falsamente de haber atacado a unos policías de ocupación durante una manifestación pacífica.

 

Los tres hombres, además de ser activistas, son miembros de la Coordinadora de Saharauis que Deniegan la Ciudadanía Marroquí y son los encargados de llevar adelante campañas de sensibilización a toda la población saharaui denunciando y realizando boicots sobre la ocupación. Los grafitis se han convertido en su medio de resistencia contra la ocupación. Según constatamos corresponsales de Equipe Media, sus casas se encontraban bloqueadas por centenares de policías y no dejaban a nadie pasar por las calles que las rodeaban.

 

Los y las estudiantes saharauis sufrieron la pérdida de su compañero asesinado en la universidad Abderahim Badri, de 24 años, quien fue apuñalado por decenas de personas con ganchos y cuchillos. Este lamentable hecho ocurrió a la entrada de la facultad, donde la víctima estudiaba. No recibió nunca atención médica durante el tiempo que permaneció allí, moribundo. Badri tenía un activismo político muy fuerte, sobre todo por su organización del último aniversario de la creación del Frente Polisario, el 10 de mayo pasado.

 

Badri era uno de los estudiantes más activos en la defensa de los derechos de los estudiantes saharauis y del derecho a la autodeterminación. Organizaba actividades en la universidad, como los aniversarios de la proclamación de la RASD, los actos de solidaridad con la intifada en los territorios ocupados y con los presos políticos saharauis. Los y las estudiantes saharauis exigen a la ONU la protección del pueblo saharaui ante la salvaje represión marroquí.